Felicidades, Wolfgar!

Queridos handcuffys!! Hemos estado un poco callados últimamente... Estábamos liados preparando el cumpleaños de nuestro macarra sexy favorito!! Sobre todo Arashi!! Bajad y descubrir qué le tiene preparado para este día tan especial!

El sol marcaba el inicio de un nuevo día, alzándose perezoso tras las colinas, y despertando con su luz y calor a todo aquel que no se protegiera de su furia veraniega. Pero no era el amanecer de un día cualquiera, pues aquellos rayos de sol marcaban el inicio de un especial 8 de agosto.

El día más importante de todo el año para Arashi.

El día que celebraba la llegada a su mundo de su cálida luz.

El cumpleaños de su querido hermano pequeño.

El cumpleaños de Wolfgar.

No era el único que quería celebrar aquel día, y había organizado con las personas que se habían hecho un hueco en su íntimo y reservado círculo, un día lleno de sorpresas para su hermanito.

Pero toda aquella celebración iba a esperar, pues antes de ser Lobo, o amigo de Drhax, o pareja de Kouky, era su querido hermano pequeño. E iba a celebrar el despertar de este día como cada año de los que habían compartido.

Aprovechando la confianza de Wolfgar, gracias a la cual tenía una copia de las llaves de su casa, se coló mientras aún dormía con un especial cargamento bajo su brazo, dispuesto a darle una sorpresa.

Recordó con cariño todas las mañanas de todos los 8 de agosto que había vivido con él, días de su lejana infancia que ahora invocaba al decorar todo su comedor con coloridas hojas de papel, recortadas y colgadas de finos cordeles. Olvidados quedaban los cuadrados rojos o triángulos amarillos propios de una fiesta infantil, pues esta vez, eran la más fiel representación de motos que el profesor había conseguido imitar en aquel toque de añoranza e infantil humor.

También omitió de su cabeza todos los 8 de agosto que no habían compartido, y la forma melancólica en la que dedicaba un “feliz cumpleaños” al aire, sabiendo que nadie lo oiría.

Una vez el comedor estuvo decorado evocando su pasado, sacó el otro cargamento que había traído. Uno de sus especiales y fresquitos chocolates, su bebida especial con la que lo celebraban todo, y que tanto gustaba a su hermanito. Y el último detalle de aquel especial despertar que le tenía preparado: Un regalo impecablemente envuelto que escondía una pieza exclusiva y casi imposible de conseguir para su preciada moto; una pieza por la que su hermano llevaba tiempo blasfemando cada vez que se le escapaba de entre los dedos. Una pieza que había conseguido gracias a sus contactos, y que se había asegurado de que su hermano siempre “perdiera” en el último momento.

Ya con todo preparado en una bandeja, y adornando su expresión con la gran y feliz sonrisa que solo su hermano sabía crearle, abrió la puerta que les separaba, esperando ver su sorprendida mirada puesta en él al ser despertado de tal especial manera.


Entradas destacadas
Síguenos
  • deviantart_logo_by_hadiali-d9f3w8n
  • patreon_logo
  • Tumblr Social Icon
  • Facebook Basic Square
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now